Canciones para llamar al silencio


 

 

 Abro una mano,
abro la otra,
cierro los ojos,
abro la boca.

Cierro una mano,
cierro la otra,
abro los ojos,
cierro la boca.

 

 Tapa tapita
Tapón.
Cierro la boca
Ya esta!

 

 

La lechuza, la lechuza
Hace shhh, hace shhh
Todos calladitos
Como la lechuza
Que hace shhh, que hace shhh.

 

 

 Rolla rolla desenrolla (lo hacemos con las manos)
estiro estiro
plaf plaf plaf (aplaudimos)

(Hacemos rolla grandes y chiquitos en voz baja hasta lograr el silencio...)


 

 

 Era un girasol, era un girasol
que miraba al sol, que miraba al sol
lo trajo Julián, lo trajo Julián
y ya lo verán y ya lo verán.
Pam pam pam

 

 

 


 

Esta mano sube, me llama y
se desparrama, la otra mano
sube, me llama y me dice
shhhh...

Levanto una mano,
levanto la otra,
hago un moño grande y
me lo pongo en la boca.


 

 

                         Canciones de orden

 


 

Guardando, guardando
yo voy a ordenar
poniendo cada cosa
en su lugar.
Guardé y ordené
y ya me cansé,
la cola en el piso
yo voy a poner.

A guardar, a guardar,
cada cosa en su lugar.
Despacito y sin romper
que mañana hay que volver.

 


 

 

Canciones para saludar

 

(Música de Los locos Addams)


 

Hola, jardín,
ya estoy aquí
para jugar, para cantar,
para reír.

Buen día señoritas,
buen día amiguitos,
comienza una mañana,
muy linda en el jardín.

Olas que vienen,
olas que van.
Hola, chicos,
¿cómo les va?

Otra opción: se reemplaza "chicos" cada vez por uno de los nombres, y el nombrado debe responder (por ejemplo, "¡bieeeeen!").

Patatín, patatín, patatero,
Hola, chicos, ¿cómo les va?


 

 

Canciones para jugar con las manos
y el resto del cuerpo

 

Si tú tienes

Si tu tienes muchas ganas de saltar (salto)
Si tu tienes muchas ganas de saltar (salto)
Si tu tienes la razón, y no hay oposición,
no te quedes con las ganas de saltar (salto) Si tu tienes muchas ganas de gritar (¡¡aaaahhhhhhh!!)
Si tu tienes muchas ganas de gritar (¡¡aaaahhhhhhh!!)
Si tu tienes la razón, y no hay oposición,
no te quedes con las ganas de gritar (¡¡aaaahhhhhhh!!)

Si tu tienes muchas ganas de cantar (¡¡la la lá!!)
Si tu tienes muchas ganas de cantar (¡¡la la la!!)
Si tu tienes la razón, y no hay oposición,
no te quedes con las ganas de cantar (¡¡la la lá!!)

(Y así con dormir, saludar, agacharse, estirarse, etcétera)


 

El pie derecho aquí,
el pie derecho allá,
El pie derecho aquí,
sacudiéndolo muy bien.
Harás el hockey pockey
saltando en tu lugar y así
lo sabrás bailar.
El pie izquierdo aquí,
el pie izquierdo allá.
El pie izquierdo aquí,
sacudiéndolo muy bien.
Harás el hockey pockey
saltando en tu lugar y así
lo sabrás bailar.
(Ídem con la mano derecha,
la mano izquierda, la cola, la nariz
y todo el cuerpo).

 

 

Esta mano se fue a pasear,
se fue a pasear, se fue a pasear.
Y esta otra la fue a buscar,
la fue a buscar, la fue a buscar.
Le tiró de la orejita
Le hizo chas chas en la colita.
Las dos manitos se fueron a pasear,
se fueron a pasear, se fueron a pasear.

 

 

Pongo una mano aquí,
pongo una mano allá.
Sacudo, sacudo,
y una palmada yo doy.


 

 

Mis manitos, mis manitos yo
las muevo y las golpeo y las golpeo.
Mis manitos, mis manitos yo
las muevo y las golpeo, así, así.
Haciendo ruido y mucho ruido,
golpeando los pies, las manos también.


 

 

 

Canciones para sentarse

 


 

Apoyo la cola en el piso.
Me hago petiso, petiso.

La cola en el piso
yo voy a poner.
Me siento, como un indio,
y me porto bien.


 

 

Canción de los animales

Hay un cocodrilo y un orangután,
una pícara serpiente y un águila real.
Un gato, un topo, y un elefante loco

Cinco ratoncitos

Cinco ratoncitos de colita gris,
mueven las orejas, mueven la nariz,
abren los ojitos, comen sin cesar,
por si viene el gato, que los comerá,
comen un quesito, y a su casa van,
cerrando la puerta, a dormir se van.

 

El ciempiés

El ciempiés es un bicho muy raro:
parece que fueran muchos bichos atados.
Yo lo miro y me acuerdo del tren,
le cuento las patas y llego hasta cien.

 

Yo tengo un sapo

Yo tengo un sapo, sapo, sapo
que nadaba en el río, río, río
con un traje verde, verde, verde
se moría de frío, frío, frío.
La señora sapa, sapa, sapa
fue y le preguntó to, to,
si tenía un amigo, igo, igo:
¡y ese sos vos! (señalando).

 

Debajo un botón

Debajo un botón ton ton
que encontró Martín tin tin
había un ratón ton ton.
¡Ay, qué chiquitín tin tin!

¡Ay, qué chiquitín tin tin!
era ese ratón ton ton
que encontró Martín tin tin
debajo un botón, ton ton.

 

Canción del elefante (canción con gestos)

Dicen que el elefante es gordo, gordo, gordo.
Y yo soy muy flaquito, y yo soy muy flaquito.
Dicen que el elefante es gordo, gordo, gordo
Y yo soy muy flaquito, y qué le voy a hacer.

Dicen que la jirafa es alta, alta, alta.
Y yo soy muy bajito, y yo soy muy bajito.
Dicen que la jirafa es alta, alta, alta.
Y yo soy muy bajito, y qué le voy a hacer.

Dicen que la gallina tiene muchas plumas
y yo muchos pelitos, y yo muchos pelitos.
Dicen que la gallina tiene muchas plumas
y yo muchos pelitos, ¡y qué le voy a hacer!

 

Un tallarín

Un tallarín.
Un tallarín
que se mueve por aquí
que se mueve por allá,
todo pegoteado
con un poco de aceite,
con un poco de sal,
y te lo comes tú
y sales a bailar.

La casita

Yo tengo una casita
que es así y así,
que por la chimenea
sale el humo así y así,
que cuando quiero entrar
yo golpeo así y así,
me lustro los zapatos,
así, así y así.

Para dormir a un elefante

Para dormir a un elefante
se necesita un chupete gigante,
un sonajero de coco,
y saber cantar un poco.

Para dormir, para dormir,
para dormir a un elefante.

Si se despierta de noche,
sacarlo a pasear en coche.
Si se despierta de madrugada,
acomodarle bien la almohada.

 

PASITO A PASITO

PASITO A PASITO
PASAZO A PASAZO
COMO UN ENANITO
COMO UN GIGANTAZO.
SABEMOS CORRER (CORREN)
SABEMOS SALTAR (SALTAN)
SABEMOS ANDAR (ANDAN)
UN, DOS, TRES, CAMINANDO HACIA DELANTE
UN, DOS, TRES, DANDO PASOS HACIA ATRÁS
UN, DOS, TRES, HACIA UN LADO...

 

 

 

 

CANCIONES PARA LAVARSE LAS MANOS

 

El dedito se ensució y escondido se quedó
en el fondo del bolsillo
sin jabón y sin cepillo.
Asomado a la pileta
el dedito se cayó
se mojó con agua fría
y después se enjabonó.

Una mano y otra manito,
se juntaron para lavar,
lava, lava, lavan juntitas
sus deditos que sucios están.

A lavarse las manitas
con agüita y con jabón
para que queden blanquitas
como nubes de algodón.

 

Las manitos están sucias
y ahora... ¿qué haré?
Con el agua y con la espuma,
blanquitas las dejaré.
Con la toalla suavecita
las podré secar
y mis manos picaronas
Volverán a jugar.